El nombre y la marca

El nombre que elijas para tu marca puede representar “todo”.  Tus valores, incluso puede llegar a determinar el proceso de elección en posibles clientes.

Explica quien eres, como eres y que haces por ellos.

No podemos hablar de Naming y Branding sin mencionar a “apple“, “orange“, “lidl“, “haägen-dazs”, nombres sin sentido o impronunciables que nada tienen que ver con todo lo que voy a decir a continuación, ellos llevan mucho tiempo en el mercado y además tienen mucho dinero para invertir en medios publicitarios y estrategias para reforzar su imagen de marca.

Si tú también tienes dinero te invito a que escojas el nombre que te plazca que ya nos encargaremos de darle forma en costosas campañas de publicidad.

Si no es así, vamos a hacer las cosas bien desde un principio y en el proceso debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. La competencia

Analicemos a tu competencia y vamos a hacer un mapa conceptual como prefieras, a lápiz y papel o como más rápido te resulte. Organiza a la competencia de mayor a menor. ¿Qué tienen en común los dos primeros? un truco para coger este tipo de referencias si tu mercado no está muy expandido es coger un sector paralelo y realizar este mismo ejercicio.

Yo lo he hecho con agencias de publicidad de la siguiente forma:

Búsqueda en Google, Yahoo y Bing (Resultados Orgánicos), Twitter.

+Imagen y anotaciones

  1. La construcción semántica

Vamos a trabajar la parte sintáctica de nuestro nombre con los modelos más utilizados.

Descriptivos: El nombre se basa en la descripción literal. (Thai Airlines)
Neologismo: Construimos un nuevo nombre partiendo de varios existentes (Bocadelia, Boca+Delicioso)
Abstracto: Un nombre inexistente y que inventamos. (Yoigo)
Sugerente: Habla del beneficio directo (Iberia Express)
Evocativo: Una raíz conocida y le añadimos algo nuevo. (Bankia)
Asociativo: Describe un concepto (Champion)

  1. Chubascos y tormentas en un brainstorming

Una vez que hemos comprendido todo lo anterior te invito a crear una tormenta de ideas, si nunca te has visto en una de estas revisa los Pasos para una tormenta perfecta“. 

  1. Uso de herramientas

Te puede servir un poco de ayuda externa y a continuación te presento algunas herramientas que pueden sugerirte algunas ideas. Pero voy a pedirte que antes de continuar saltes a la guía de desarrollo de proyectos y avances al capítulo diseño web para revisar el punto 1. de éste articulo, en él explico la importancia de la elección del nombre del dominio que en este momento también debes valorar.

Te recomiendo estos artículos:

Aprende a escribir el nombre perfecto un artículo de Maïder Tomasena

Marcas que cambiaron de nombre para triunfar” un artículo de Fernando de Córdoba

7 reglas y 7 errores al elegir el nombre de tu marca” un artículo de Mariano Cabrera Lanfranconi

  1. Los aspectos legales

Algo obvio es que debemos de tener en cuenta las macas ya registradas, para ello puede consultar las bases de datos.

Como obstáculos más comunes nos encontramos palabras malsonantes, nombres que aluden a productos ilegales o, nombres descripción del producto o del servicio y palabras genéricas.

Todas estas limitaciones se encuentran recogidas dentro de la Ley 17/2001, de 7 de diciembre, de Marcas.

La OEPM es el Organismo Público responsable del registro y la concesión de las distintas modalidades de Propiedad Industrial en España.

Utiliza el buscador para comprobar marcas ya registradas en España.

Un registro básico a nivel nacional viene costando 150 -200€.

Fuentes: branzai.com – Wikipedia