Identidad Visual

“El logotipo debe de ser capaz de hablar con voz propia sin necesidad de hallarse dentro de un contexto ni explicación adicional”.

El logotipo es el primer paso hacia la creación de una identidad de marca. Debe de tener la capacidad de destacar como una identidad única entre la gran multitud de marcas que están ya establecidas.

Antes de pasar a los principios básicos y a las prácticas de diseño, debes concretar cual será el objetivo principal. Un logotipo es el primer mensaje importante que lanzas al mundo.

¿Qué mensaje quieres enviar?

¿Qué hace de un diseño un buen logotipo?

Un buen logotipo debe ser creativo, comunicativo, atractivo, distintivo, simple en su forma y con la capacidad de transmitir adecuadamente su objetivo a los receptores del mensaje. El logo debe tener un concepto o sentido dentro de sí mismo. Por otra parte, se tiene que poder imprimir fácilmente en diferentes tamaños y debe ser eficaz incluso sin la aplicación de colores.

Estos son los 6 principios esenciales que debes mantener a toda costa en el diseño que desarrolles.

  • Simplicidad
  • Memorabilidad
  • Coherencia
  • Atemporaliad
  • Versátiliad
  • Adaptabilidad

La simplicidad hace que un diseño sea fácilmente identificable, además de contribuir a una fácil retención. Los buenos logotipos siempre tienen algo único “creatividad“.

También quieres que sea memorable, entonces debe tener un factor vinculante y tiene que ser a la vez simple y relevante para tu público objetivo. Debes conseguir entrar en su cerebro y quedarte allí para siempre.
El diseño debe sobrevivir a las tendencias con paso del tiempo, la marca debe ser atemporal y no fruto de las corrientes del momento. Un gran logotipo debe seguir siendo grande durante 20 y 30 años y poder seguir comunicándose con sus clientes y los que están por llegar.

La coherencia la ponemos cuando todos los elementos tienen en conjunto un equilibrio y representan lo que realmente dicen ser aportando credibilidad al mensaje.

¿Tu logo puede adaptarse a diferentes tamaños sin afectar a su calidad? Aquí viene a jugar el papel de la versatilidad que debe estar presente en cualquier logotipo de éxito. Un logotipo eficaz debe ser compatible y ajustable a diferentes medios dentro de diferentes contextos.

Comprender las necesidades de tu público objetivo es esencial en el proceso de adaptar el diseño de un logotipo al mensaje para llegar a su cliente potencial y este debe exhibir la efectividad en el mensaje que quiere transmitir a sus clientes. Saber qué tipo de letra será apropiado, junto con los colores es lo más importante.

Para que entiendas esto no podemos hacer servir la misma imagen para una empresa que fabrica juguetes y una empresa de servicios médicos, seguramente sus clientes sean comunes en algunos casos pero no es el mismo cliente objetivo.

No ignores contar con la ayuda de un profesional.

Debes de ser consciente del reto al que te enfrentas y su importancia. La búsqueda de un diseñador profesional es de las decisiones más difíciles que enfrenta cualquier proyecto en sus inicios.

Encontrar un buen diseñador que se ajuste al presupuesto no es tan fácil de conseguir y en algún caso no hay ni presupuesto para este fin. Si no cuentas con un profesional para su creación almeno deja que uno te asesore, yo puedo hacerlo gustosamente y darte mi punto de vista, incluso proponer mejoras si fueran necesarias.

Inténtalo y si no te ves capaz, el trabajo final no termina de convencerte o requieres de otro punto de vista cuenta conmigo.

Adelante!

La Identidad corporativa puede estar conformada por uno o varios elementos, un requisito es tienen que convivir juntos y por separado manteniendo las propiedades de imagen y comunicar los valores de un proyecto.

Existen diferentes clases de logotipo:

Logotipo (elemento gráfico, generalmente lingüístico, que identifica a una persona o empresa)

Isotipo (la parte icónica más fácilmente reconocible en el diseño de una marca)

Imagotipo (Unión del isotipo + logotipo para identificar la marca)

Isologotipo (Es la unión de un símbolo gráfico y un estímulo textual representado con signos tipográficos)

Monograma (símbolo formado por letras y cifras entrelazadas)

 

tipos-de-logo-patricia-herrada

Cada profesional adquiere un modo de trabajo (método) con el paso de los años y lo procesa como un ritual, voy a compartir contigo mi método, con el no existen los bloqueos mentales ni la falta de inspiración.

 

Es momento de trabajar, vamos a aplicar todo lo mencionado antes.

 

       1. Alzamiento (Dossier informativo)

Es importante tener presente el documento que configuramos en el análisis del proyecto. En él están todos los conceptos que nos van a ayudar a formar un buen logo. Realiza un cuestionario sobre las audiencias que quieres alcanzar para conceptualizar las instrucciones del diseño teniendo en cuenta tu Cliente ideal.

En este documento debes constatar los hitos importantes como colores, tipografías, medidas,  según vayas avanzando en el proceso del diseño de tu logotipo.

Realiza un estudio de la competencia, analiza las imágenes que ellos usan, sus frases, tipografías, iconos y pregúntate sobre el mensaje que transmiten, ¿Es eficaz? ¿Qué cambiarías? Toma notas y presta atención a este tipo de referencias para que te resulte fácil marcar la diferencia con ellos.

       2. Conceptualización y dibujo

Ya cuentas con la información más importante y relevante del proceso, ahora vamos a trabajar un brainstorming o lluvia de ideas. Para ello debes de inspirarte y procurar y dejar que tu creatividad se desborde sin emitir ningún tipo de juicio hasta el siguiente proceso “no cuestiones nada de lo que tu cerebro proponga, solo anota“.

Agrupa toda la terminología que hayas podido recabar acerca de tu proyecto en una lista que no tiene por qué seguir un orden concreto, despues sobre esa lista marca los conceptos que consideres de más valor y haz otra lista más concreta (15 términos mínimo). Después con esas palabras construye frases que transmitan algún valor. Te puede servir para construir el slogan.

Y por último con la segunda lista e intenta asociar a cada palabra (10 mínimo) a una forma, símbolo, imagen (no tienes que dibujar con precisión solo conceptualizar). Te recomiendo que para estos ejercicios no hagas uso de equipos tecnológicos, te ayudes solamente de un lápiz y papel y lo hagas en un lugar donde te sientas cómodo y relajado.  Esta tarea creativa te habrá resultado agotadora así que reposa, descansa y tómate unos minutos antes de pasar al siguiente paso del proceso.

El dibujo no es una tarea que con tiempo limitado, ayuda a poner orden y las ideas en un solo lugar y también ayuda en la evolución de tu imaginación.

Si vas a incluir una tipografía recuerda tener en cuenta su legibilidad.

Reflexiona

A dibujar!! De forma muy básica mezcla y combina esas imágenes conceptuales que definiste en como mínimo diez prototipo y digo diez porque en mi caso es a partir del sexto cuando hago cosas que realmente merezcan la pena.

Tómate los descansos que consideres necesarios, no debes hacer esta tarea de una sentada a través de este proceso de diseño es cuando las ideas maduran y al retomar la tarea con entusiasmo te permite ser más objetivo y realizar modificaciones efectivas.

       3. Digitalización

Debes de hacerte con una herramienta de diseño vectorial tipo Adobe Illustrator o Freehand para materializar tu trabajo y convertirlo en algo escalable y manipulable. Tendrás que traspasar los prototipos en papel a digitales.

       4. Aplicación de colores

La psicología del color es un campo de estudio que está dirigido a analizar el efecto del color en la percepción y la conducta humana Wikipedia.

En este artículo de Wikipedia puede encontrar gran variedad de colores y la psicología que a cada uno se le otorga. Mi consejo es que no debes de combinar más de dos colores salvo que la distribución de estos esté tan justificada que no interfiera en la sencillez que debe de atribuirse al diseño. Debes tener en cuenta cómo se visualizará el logotipo llevado a blanco y negro con los colores que selecciones.

Si te decides a trabajarlo en solitario me encantaría que compartieras conmigo tu trabajo.